El “ghosting” en las redes sociales…

Un nuevo fenómeno social está entre nosotros: el “ghosting”. Del inglés “ghost” (fantasma), podríamos traducirlo como el desvanecimiento de alguien, “desvanecerse” en una relación. Es un nuevo fenómeno en el cual están de por medio las redes sociales, principalmente algunas como Facebook, Tinder, Happn o Badoo, bastante usadas en nuestro medio local. En países desarrollados ya lleva más tiempo ocurriendo, tal como informa el diario The Huffington Post. Aún no existen estadísticas sociológicas para nuestro país. Este fenómeno que veremos no le pasa sólo a jóvenes, sino a personas de todas las edades. En los países desarrollados, también se ha registrado en adultos mayores. ¿Qué es el ghosting?

Resultado de imagen para ghosting relationship

Básicamente, consiste en que dos personas comienzan a chatear y a intercambiar información el uno sobre el otro. Desde luego, el primer factor que juega allí es una atracción “física” (en verdad virtual), en base a fotos de perfil (profile pictures) o las tan mencionadas “selfies” (auto-fotos). Como es de esperar, al no ser un trato cara-a-cara, esta atracción se apoya en un simple mundo imaginario de fantasías, pues nada se conoce del otro, ni siquiera su voz (al menos en un principio).
A medida que pasan los días y las semanas, chat mediante y quizás luego Whatsapp o Skype, donde ambos se ven por web cam y hablan con mensajes de voz, las expectativas sobre la otra persona crecen y se inflan más y más, cada vez con fantasías e ilusiones más grandes y firmes de por medio que se van consolidando en el mundo mental.
Finalmente se produce el encuentro, ambos organizan una cita. Al fin ambos se verán face to face, cara a cara, a pesar de que quizás ya lo hicieron por web cam. Puede que las fantasías se derrumben en 5 minutos y luego no suceda nada, y ambos (o tan solo uno de los dos) descubran que no es lo que buscaban ni lo que se habían imaginado mutuamente el uno del otro. Pero puede que pase todo lo contrario: que se reconfirme el interés y la atracción entre ambos. Y ambos siguen, así, encontrándose y conociéndose. Continúan las salidas, las citas, salir a tomar algo, cine, o lo que sea. Surgen, como es de esperar, los primeros contactos físicos, eróticos y sexuales, a veces más pronto de lo que ambos presuponían. Puede que ambos desarrollen paulatinamente un afecto o al menos interés mutuo y todo derive en una próspera y bella relación. En ese caso, esa es la derivación más afortunada posible de algo que comenzó con un simple “clic” y un chat. Pero puede que no sea así. Por lo que nos informa The Huffington Post, puede que casi nunca sea este el feliz resultado (ver: http://www.huffingtonpost.com/2014/10/30/ghosting-dating-_n_6028958.html)

Muchas veces (quizás las más de las veces), una de las personas desarrolla un interés auténtico y una gran ilusión que desea plasmar en una relación. A veces ni siquiera en lo que llamaríamos una “relación formal”, sino tan sólo en una relación donde se reclama la atención y la presencia del otro, simplemente que el otro nos tenga en cuenta. Pero al otro no le sucede necesariamente lo mismo. No es ese tanto el problema del ghosting, dado que eso puede suceder en cualquier tipo de encuentro, independientemente de cómo se hayan conocido ambos, si cara a cara o en una red social.

Resultado de imagen para sad teen girl

El fenómeno del ghosting, precisamente, consiste en que un buen día, esa persona que habías conocido a través de una red social y que te había dado muestras de interesarse por vos, y con la que tanto te ilusionaste, desaparece de repente, sin darte ningún tipo de explicaciones, razones o motivos, y jamás vuelve a responderte mensajes o llamadas. No sólo eso, sino que quizás te “bloquee” en la red social a través de la cual interactuaban. Es decir, te dejaron “ghosted”, la persona literalmente se desvaneció de tu vida. Esto sucede cada vez con más frecuencia en nuestra sociedad, a pesar de que no es nuevo en la condición humana. Si sucede cada vez más, es porque las nuevas tecnologías contribuyen a volvernos más individualistas y solitarios, aunque estemos siempre híper conectados por internet. Si los vínculos ya eran frágiles, ahora lo son todavía más.

Resultado de imagen para sad teen girl

Puede que esto te haya generado una fuerte decepción o frustración. Las reacciones emocionales ante este fenómeno pueden ser muy variadas: la tristeza, la decepción, la bronca, la ira, incluso una angustia muy fuerte. Muchas veces aparecen las preguntas que quizás vos te hiciste: “¿qué hice tan mal?”, “¿por qué no me aceptó?”, “¿por qué no resulto atractivo/atractiva para él/ella?” Estas incertidumbres a su vez hacen crecer las reacciones emocionales negativas que ya habías estado sintiendo, y se transforman en un círculo vicioso y cerrado que son nocivas y que se mezclan con nuestra historia de vida.

Si esto te sucedió y sentís que no podés manejarlo adecuadamente NO DUDES EN CONSULTAR. En nuestra clínica ofrecemos un abordaje y soluciones prácticas para los temas de hoy, con los tiempos del hoy.

Celular de contacto:

091 459 962

Email: terapiaparahoy@gmail.com

o

Podés enviar un mensaje por Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s