Tomando pastillas:

“Los psiquiatras deberían ser más cautos a la hora de recetar fármacos.”
Dr. Allen Frances

En estos últimos meses ha ocurrido algo bastante llamativo que no suele suceder todos los días: una de las máximas autoridades de la psiquiatría estadounidense se ha vuelto crítico de su propio gremio profesional de colegas. Imagínate que unos de los principales hombres que lideran la psiquiatría en Estados Unidos haga pública su opinión acerca de que -según él- el nuevo manual DSM-5 de psiquiatría es de una naturaleza nociva y poco apropiada. No sólo eso: que también opine que las principales empresas internacionales de medicamentos psiquiátricos deberían estar gravadas con impuestos como las tabacaleras. Dice en una entrevista concedida a El País de España: “Ahora hay más muertos debidos a los productos de las compañías farmacéuticas que a los cárteles de la droga. Muchas más sobredosis por narcóticos de prescripción médica y fármacos contra la ansiedad que por cocaína o heroína. Situaciones como estas no pueden continuar. Mi esperanza es que David venza a Goliat.” En la entrevista concedida al diario El Mundo de España, afirma lo siguiente: “Algunos de los problemas vienen de los propios ciudadanos que, de entrada, piden pastillas. La gente debe aprender que los fármacos pueden ser peligrosos para ellos y para sus hijos. Sólo en raras ocasiones tomarse un medicamento es la mejor solución. Ahora en EEUU los fármacos recetados matan más por sobredosis que las drogas de la calle. Se causan más muertes con las farmacéuticas que con los cárteles de la droga”.
Hablamos del Dr. Allen Frances, quien nada menos fue el encargado de dirigir la elaboración del manual psiquiátrico (de uso mundial), el DSM IV en los años 90. Ya había tenido una importante participación en los 80 en la elaboración del manual DSM III.

Frances.jpg

Desde su juventud participó en la psiquiatría de élite norteamericana en importantes equipos técnicos de evaluación de la Asociación Norteamericana de Psiquiatría (APA).
Como decíamos, hoy es uno de los principales críticos de su propio gremio profesional tras la elaboración del nuevo DSM 5 en 2013, y en su último libro nos dice lo siguiente: “A veces bromeo diciendo que la única forma de definir un trastorno mental es como ‘aquel que los especialistas tratan, los investigadores investigan, los educadores enseñan, y por el que pagan las compañías de seguros’.” El título de su libro es “¿Somos todos enfermos mentales? Manifiesto contra los abusos de la Psiquiatría”. Ilustrativo e irónico.
“En la actualidad “hay al menos dos niños en cada clase que toman medicación” y, en EEUU, uno de cada cinco adultos consume fármacos psiquiátricos.” (El País, España)

“En la profesión médica hay gente que es corrupta y vendida a la industria, yo conozco algunos, pero en la mayor parte, el problema es que se les ha lavado el cerebro y además no tienen el tiempo suficiente para tratar al paciente.” (El País, España)

“La industria hace todo lo que puede para convencer a todo el mundo de que están enfermos y que necesitan fármacos. Gastan miles de millones de dólares en marketing de los medicamentos, publicidad que en EEUU también va dirigida a los pacientes.” (El Mundo, España)

farmaceuticas.jpg

Referencias:

http://elpais.com/elpais/2014/09/26/ciencia/1411760322_659498.html

http://www.elmundo.es/salud/2014/09/14/54133868ca474128048b4570.html

Frances, Allen. (2014) ¿Somos todos enfermos mentales? Manifiesto contra los abusos de la Psiquiatría. Barcelona: Ariel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s